Cada Año Santo y, sobre todo, cada verano, las cifras de peregrinación se desvirtúan por un enorme enjambre de peregrinos, habitualmente menores de treinta años, que apenas recorren cuatro jornadas para llegar a Santiago. Nada menos que un tercio de los peregrinos que llegan a Santiago empezaron en Cebreiro o Sarria durante el mes de julio. Y si les sumamos los que comenzaron a cien kilómetros de Santiago por el resto de las rutas jacobeas, llegamos casi a la mitad de los peregrinos. Informa Jacobeo.net

Otro dato típico del verano es el aumento considerable del número de españoles peregrinando frente al de otros países. Así, este mes de julio han supuesto el 72% seguidos muy de lejos por Italia, Alemania, Francia y Portugal.

Por primera vez el Camino Francés acoge a menos del 70% de los peregrinos, con un incremento considerable de todas las rutas restantes, destacando el Camino Portugués, que acogió al 12% de los peregrinos.

Durante el mes de julio de 2010 en la Oficina de Peregrinaciones se recibieron 42.359 peregrinos; el anterior Año Santo en 2004 fueron 31.896. De estos peregrinos, 19.781 (46,70%) son mujeres y 22.578 (53,30%) hombres. A pie han llegado 37.551 (88,65%), en bicicleta 4.596 (10,85%), a caballo 203 (0,48%) y 9 (0,02%) en silla de ruedas.

Vota esta noticia