La primera y segunda planta de la estación de tren de Deba, a la salida del Camino de Santiago del Norte a su paso por el núcleo urbano de este municipio guipuzcoano, se convertirá en albergue de peregrinos. El acuerdo ya ha sido firmado por el Ayuntamiento, Euskotren y la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Deba.

Este acuerdo se prolongará durante cinco años, y gracias al cual EuskoTren cede el edificio, el Ayuntamiento se encargará de costear la rehabilitación, acondicionamiento y su mantenimiento, mientras que la agrupación local se encargará de su gestión. No obstante, el primer paso antes de que el inmueble coja su nuevo uso, será la mejora de la estación.

Vota esta noticia