Troceados formando parte de un puente. Así se encontraban dos miliarios romanos reutilizados que, tras una formidable restauración, se han recolocado en sus emplazamientos originales de la calzada romana de la Vía de la Plata. Son los hitos que marcan la distancia entre Casafranca y Palacios de Salvatierra, situados en la provincia de Salamanca.

La restauración se ha llevado a cabo por parte de los técnicos del Museo de Salamanca, quienes han conseguido reconstruir dos hitos, uno de ellos con una inscripción visible alusiva al emperador Trajano.

Esta reposición forma parte del Plan de Recuperación de la Junta de Castilla y León para la recolocación de los miliarios en su emplazamiento original de la Vía de la Plata a su paso por la provincia salmantina. En una primera fase, se han recolocado siete miliarios correspondientes a la Colonia de San Francisco, en Béjar; el del Establo de Antonia García, en Peromingo; Valverde de Valdelacasa I y Valverde de la Casa II, en Valverde de Valdelacasa; el Parque de Maquinaria en Guijuelo; la Laguna de la Dehesa, en Navalmoral de Béjar, el Castillo de Santa Cruz de Navagallega y los dos reubicados hoy en Palacios.

Vota esta noticia