Nada menos que 400.000 euros van a ser invertidos en reparar la intervención realizada en 2002 en el histórico puente de Hospital de Órbigo, cuando se autorizó y ejecutó una canalización de aguas por el medio del puente y a lo largo de todo su trazado. Esta obra se engloba en un presupuesto de casi dos millones de euros destinados a la restauración de este puente.

Esta restauración tiene como obhetivo limpiar, tratar, consolidar y mejorar el equipamiento de esta pasarela de origen romano que cuenta con 19 arcos y un sinuoso trazado perfectamente adaptado al terreno.

La obra se adjudicó a Artemón, empresa madrileña especializada en limpieza y restauración de monumentos -”se encargaron de rehabilitar el emblemático puente de Cangas de Onís-” y cuyos especialistas se encuentran reparando desde hace semanas los tajamares, ahora sorprendentemente limpios, y otras partes del monumento. El arquitecto director de obra es Melquíades Ranilla y el responsable de la ejecución, Julio Macías, quien ha informado de que previamente se ha realizado un análisis de las patologías de la piedra para después iniciar una adecuada limpieza de hongos, mohos y líquenes, a la que seguirá la recomposición de piezas perdidas y, más tarde, la adecuación y la modernización de los puntos de luz. Posteriormente se aplicará al puente un tratamiento para retrasar la degradación de sus materiales. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 22 meses.

Vota esta noticia