Con el ánimo de luchar contra el intrusismo y los alojamientos clandestinos, así como para comprobar la calidad de los legales, la Junta de Castilla y León ha anunciado que visitarán todos los albergues, en una reunión tenida esta semana con los responsables de 42 refugios de diversas rutas jacobeas.

La directora general de Turismo, Rosa Urbón, recordó que la normativa vigente “pretende garantizar la calidad de los albergues del Camino de Santiago” y apuntó que “es totalmente compatible con la hospitalidad y la acogida, que tiene que seguir siendo la esencia de los albergues”, haciendo referencia a la normativa que distingue entre tres categorías de albergues según el número de conchas, siendo los de mayor calidad los identificados con una placa con tres conchas, seguidos por los que cuentan con dos y con una. “Estos últimos son los gratuitos y sin ánimo de lucro, para los que se exigen también unos requisitos mínimos de calidad, incluyendo el control biológico y sanitario”, destacó.

La directora general de Turismo aseguró que Castilla y León tiene “una buena red y una amplia oferta de albergues de calidad, la mayor parte de los cuales cumplen la normativa” aunque reconoció que “la aplicación de la normativa tiene una cierta complejidad y por eso hemos convocado esta reunión, con el fin de resolver todas las dudas que puedan tener los titulares o promotores de los albergues a la hora de adaptarse a esa normativa”.

Vota esta noticia