Más de mil árboles entre Redecilla del Camino e Itero del Castillo, áreas de descanso y naves para albergar caballos son las mejoras a realizar, de aquí a cinco meses, por la Fundación del Patrimonio Natural.

Además, este proyecto, que está adjudicado a la UTE formada por las empresas Foresa y Collosa, conlleva la creación de un tramo accesible para personas con movilidad reducida. Es una forma de acercar también a personas con alguna discapacidad al entorno del Camino de Santiago en un Año Santo como el actual. Este tramo estará ubicado entre las poblaciones de Belorado y Tosantos. Durante algo más de tres kilómetros, la Ruta Jacobea será accesible para todo el público. Esta actuación también se va a realizar en otras provincias de la Comunidad Autónoma por las que transita el Camino de Santiago como Palencia, donde se acometerá un proyecto de acondicionamiento muy similar.

El área de descanso estará situada en el límite occidental del tramo del Camino de Santiago en la provincia de Burgos. Se ubicará en una zona alta, a 911 metros de altitud con respecto al nivel del mar, con magníficas vistas hacia el Castillo y el caso antiguo de Castrojeriz, población de la que estará separada unos tres kilómetros. La siguiente parada en el camino es Itero del Castillo a algo más de cinco kilómetros de distancia.

Vota esta noticia