Las obras de ampliación y mejora de la carretera Ll-11, a su paso por las localidades llaniscas de Bricia, Barru, Niembru y parte de Celoriu han comenzado. Tras estos meses de molestias, un paseo peatonal ayudará a los lugareños, y a los peregrinos, a acercarse a Barro sin tener que transitar por la calzada de la carretera.

En la actualidad, este tramo del Camino de Santiago coincide con la calzada a ampliar. La creación de un paso peatonal lindante daría, a su vez, continuidad al recorrido peatonal recogido en el proyecto de mejora de la Ll-11 entre Bricia y Niembru. Al tratarse de una zona «medioambientalmente complicada», explicó Campillo, dicho proyecto interrumpía la senda peatonal a la altura de la iglesia de Barru, «pero una vez tramitado el estudio de impacto medioambiental pedimos el esfuerzo de que exista un paso aunque no sea de dimensiones importantes», explicó la alcaldesa de Llanes, resaltando la importancia para la seguridad de los vecinos, al mismo tiempo que se potencia el camino peregrino de la costa.

Vota esta noticia