Uno de los principales puntos negros del Camino de Santiago ha llegado a su fin. Ha sido inaugurada la pasarela peatonal del Alto del Portillo, sobre los cuatro carriles de la carretera nacional 601.

La presidenta de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Pulchra Leonina recordó en el acto de apertura que la pasarela ha constituido una de las reivindicaciones más insistentes de la organización para garantizar la seguridad vial de los peregrinos. Mostró su satisfacción por haberse convertido en una realidad y matizó que la obra era muy necesaria para eliminar un punto negro del Camino de santiago, sobre todo, ante la avalancha de peregrinos que se esperan en el nuevo Año Jacobeo.

La pasarela se colocó el pasado agosto, pero estos trabajos retrasaron cinco meses su apertura. Un peregrino de Dinamarca, que casualmente pasaba con su bicicleta, fue el encargado de inaugurar la nueva estructura ubicada en el kilómetro 322,400 de la nacional, que posee 2,5 metros de ancho.

Vota esta noticia