Al calor del Año Santo Compostelano nacen todo tipo de iniciativas. Y las del balneario de Lugo sobresalen por llamativas. Y no parece que sea por amor a la peregrinación, sino para atraer clientes, como informa la noticia aparecida en el periódico El Progreso. El centro va a preparar para los peregrinos a su paso por Lugo (Camino Primitivo) un programa específico de relax.

El plan del balneario lucense, es ofrecer a los peregrinos un programa específico que no será terapéutico, sino de relajación, y que todavía está por cerrar pero que probablemente incluya servicios como jacuzzi, piscina y masaje.

Más información en El Progreso.

Vota esta noticia