El fin de prestación del servicio de acogida al peregrino que se hospeda en el albergue municipal de Logroño no ha sentado nada bien a la asociación. Lógico, pues llevan haciendo la misma labor voluntariamente desde hace décadas. Pero el consistorio ha decidido otorgar la cesión a la Fundación Logroño Turismo, aunque no se sabe todavía qué asociación lo gestionará.

Ante las afirmaciones críticas de los responsables del Ayuntamiento, la asociación se pregunta si su trabajo ya no es válido y qué pasa con las promesas incumplidas, puesto que, por ejemplo, la señalización jacobea prometida para la ciudad era para verano de 2008. También se preguntan qué va a hacer el ayuntamiento con los 200.000 peregrinos que dice Varea que van a pasar por Logroño, cuando están pasando unos 40.000 y no hay dónde hospedarlos?

No entienden además que se acuse de mala gestión a la junta directiva. “Llevamos tres años y en los dos anteriores no hemos tenido ningún problema y cuando venimos atendiendo al peregrino durante muchos años, entre ellos tres jacobeos, 1993, 1994 y 2004, entendemos que no es motivo para echarnos”, apunta Socorro.

Esta asociación desea que el consistorio diga claramente por qué no se les renueva el convenio. “Si se lo van a dar a otras asociaciones culturales, en nuestra opinión no están preparadas para este fin, al igual que nosotros no lo estamos para los fines de sus asociaciones. Esperamos que reflexionen y den un paso atrás, que será un gran paso hacia delante para toda la ciudad”.

Vota esta noticia