La Asociación Riojana de Amigos del Camino de Santiago debe abandonar el albergue de peregrinos de Logroño para el 31 de diciembre, tras la cancelación del acuerdo por parte del Ayuntamiento de Logroño para que la asociación siga acogiendo a los peregrinos.

Los desencuentros entre la asociación jacobea y el Ayuntamiento vienen de lejos, entre los que se encuentran el rechazo de la asociación a que el refugio se convirtiera también en albergue de transeúntes. Dado que el propietario del inmueble es el Ayuntamiento, poco le queda a la asociación ante esta decisión.

Los perdedores en esta decisión serán los peregrinos, ya que la acogida a partir del año que viene se encargará, en un principio, a la Fundación Logroño Turismo, por lo que muy probablemente la hospitalidad jacobea se convierta en una atención funcionarial al peregrino.

Vota esta noticia