Todo cabe en el Camino (sobre todo en el estómago del peregrino). Noreña celebrará desde el 30 de octubre hasta el domingo 8 de noviembre unas nuevas jornadas del cocido del Camino de Santiago, una iniciativa promovida desde hace unos años por la Orden del Sabadiego, en colaboración con el Ayuntamiento, y a la que se suman de forma voluntaria los restaurantes de la villa condal.

Y como anticipo a estas jornadas, la Orden del Sabadiego mantuvo ayer un encuentro en Noreña con una delegación de la comarca cántabra de Campoo, encabezada por José Ángel Torre, presidente de la Cofradía Nacimiento del Río Ebro. Torre explicó que ellos están recuperando el cocido de arvejas, una leguminosa seca parecida al guisante, que data ya de época romana y que se utilizaba como pienso para el ganado. «Tiene unas propiedades alimenticias importantes y su textura es recia», dijo.

Vota esta noticia