La Fundación Ad Sanctum Iacobum Peregrinatio habilitará una red de albergues en las diferentes rutas del Camino de Santiago en casas rectorales cedidas por la Iglesia para adaptarlas a esta función. Pese a la escasez de personal para llegar a todo en la Iglesia, van a buscar voluntarios para que atiendan a los peregrinos para todo el Año Jacobeo.

El vicepresidente de la fundación, Agustín Dosil, comentó que esta red de albergues es la primera vez que se lleva a cabo en Galicia y que la Archidiócesis de Santiago ha facilitado casas rectorales en los diferentes caminos. “La fundación ha pedido a los obispados dedicar a albergues casas parroquiales y ha sido muy bien acogida la idea”, apostilló Dosil, que precisó que cada uno de estos albergues puede tener capacidad para entre 20 y 50 peregrinos. “El objetivo es dar una buena acogida”, resaltó Oreja.

Asimismo, comentaron que ante la imposibilidad de construir un gran albergue en la zona de Belvís, en Santiago, debido al retraso en los permisos por parte del Ayuntamiento, se ubicará un albergue en el barrio de Fontiñas, en el Camino Francés. Estará situado en el complejo parroquial de San Antonio en un bajo de 860 metros cuadrados que, según estimó Dosil, podrán adaptar para acoger unas 200 plazas, a las que añadió unas 50 más por el espacio del que dispone en el exterior.

La fundación tiene previsto también la realización de otros eventos como un encuentro de educadores en mayo en el que prevén la asistencia de unas 2.500 personas para debatir sobre la educación en el siglo XXI y el respeto a los valores.

Vota esta noticia