La localidad Navarra de Olagüe ha visto inaugurado esta semana un albergue de peregrinos, que completa la infraestructura jacobea para las cinco etapas a pie del Camino de Santiago de Baztán.

El albergue estará al cargo de Araceli Eleta, de 73 años, que ha ejercido como alcaldesa de Olague durante casi dos décadas. Antes de acondicionarse para recibir a los peregrinos, la casa parroquial dio cobijo a los presos de la cárcel de Pamplona que realizaron el Camino de Santiago baztanés.

“La idea de reconvertir la casa en albergue de peregrinos no hubiese surgido sin la iniciativa de José Javier López Bailo, el capellán de la cárcel de Pamplona”, comentó ayer Araceli Eleta, quien desveló que ha estado recibiendo peregrinos desde el pasado mes de noviembre. En total, 75 personas se han alojado en Olague. “Hay peregrinos que hacen la ruta en dirección contraria, desde Santiago, o que cambian la ruta de Roncesvalles por ésta”, detalló. El Arzobispado ha cedido el derecho de uso por un plazo de cinco años, prorrogables por acuerdo de ambas partes.

Vota esta noticia