Nuevamente, la asociación de Amigos del Camino de Santiago en Guipúzcoa ha conseguido la cesión de un local en la capital de la provincia para la acogida de peregrinos. Ha abierto esta semana y continuará su labor hasta el 30 de agosto.

Como el año pasado, al punto de acogida se sitúa en la ikastola Jakintza, en la calle Escolta Real, en el barrio del Antiguo y cerca de la playa de Ondarreta. El albergue se rige mediante el espíritu de hospitalidad tradicional del Camino de Santiago, muy presente en la asociación jacobea guipuzcoana.

Vota esta noticia