Tras nueve años de intenso trabajo, se ha conseguido recuperar una buena parte de la joya del Camino de Santiago de Baztán: el Monasterio de Urdax. Y en su sobreclaustro se muestra con paneles informativos y audiovisuales lo que fue este enclave.

En los 330 m2 del Centro de Interpretación, además de comprender su historia, se pueden ver 800 libros, entre los que destaca un tomo de la Suma Teológica de Santo Tomás. Es una pequeña parte de lo que había en el Monasterio, ya que un incendio en 1793 quemó más de 9.000 volúmenes manuscritos. Entre vitrinas se conserva la mitra y la indumentaria del Abad, junto a reliquias de San Pedro y San Clemente Romano, «de las que ha aparecido la cédula de autenticidad con sello de Roma», asegura el párroco de San Salvador, Juan Zabala.

El pasado año 2008, 250 peregrinos recorrieron esta ruta que entra en España desde Bayona (Francia) para unirse con el Camino Francés en Pamplona.

Vota esta noticia