El Monasterio de San Juan de Burgos -antiguo hospital de peregrinos- ha acogido esta semana la fundación de la Red de Ciudades del Camino, para coordinar sus actuaciones y lograr así una mayor eficacia en las inversiones y proyectos destinados a la promoción de la ruta jacobea. Las ciudades que se han adherido son Pamplona, Burgos, Logroño, León y Santiago de Compostela, en la que se encontrará la sede de la Red.

Esta red nace para la actuación conjunta en la defensa y promoción de los recursos turísticos, históricos, culturales y económicos de las ciudades miembros, mediante el desarrollo de programas y acciones comunes. Entre sus objetivos fundacionales figura en lugar destacado la promoción del desarrollo turístico urbano, encauzando sus programaciones culturales y elaborando programas turísticos comunes. Para ello se pretende desarrollar relaciones de reciprocidad entre las ciudades y territorios, fomentando y proponiendo iniciativas concretas que favorezcan incrementos del movimiento turístico, la implantación en los mercados nacionales e internacionales y la identidad del conjunto del territorio entre las grandes rutas viajeras del mundo.

Finalmente, se prevé que las ciudades asociadas participen en programas de la Unión Europea destinados a potenciar los destinos turísticos, y mantener relaciones de cooperación y colaboración con otras asociaciones análogas que existan o se creen en el Estado Español o la Unión Europea.

Vota esta noticia