Pola de Siero tendrá albergue de peregrinos en la primavera de 2010, año jacobeo. La junta local de gobierno aprobó ayer la adjudicación de las obras de rehabilitación de la Casona de San Miguel para convertirla en el futuro albergue. Financiadas con los fondos europeos Feder, las obras tienen un coste de 424.254,46 euros y un plazo de ejecución de 10 meses.

El albergue, distribuido en dos plantas, tendrá una superficie útil de 355,02 metros cuadrados. En la planta baja estará la recepción y habrá una sala de reuniones, una sala de estar-comedor, un comedor, una cocina, dos aseos convencionales más uno para discapacitados, un distribuidor y un armario. Asimismo, este nivel cuenta con un porche de 19 metros cuadrados y una sala técnica.

Más información en La Nueva España

Vota esta noticia