Con la reapertura de los albergues de Pamplona e Irún comienza la temporada de los grandes números de la peregrinación. Este fin de semana se han puesto en marcha los peregrinos que recorrerán la ruta jacobea en Semana Santa y el río continuo de caminantes no se detendrá hasta más allá de septiembre.

Este año se espera que el número de peregrinos supere los 120.000, dejando el año con la apertura de la Puerta Santa, arranque del próximo Año Santo Compostelano.

Vota esta noticia