Ya ha sido inaugurado el nuevo albergue de peregrinos de la Cofradía del Santo, que suma 162 camas más a las 44 existentes hasta ahora, allana el acceso a los minusválidos y brinda nuevas dependencias al servicio de los caminantes, de las necesidades de la propia Cofradía y de las tradiciones locales.

El prior, Gonzalo Villalta, remarcó del inaugurado albergue que pone fin a la provisionalidad de una limitada capacidad de acogida. «Hemos tenido hasta 150 peregrinos, pero no todos en las mismas condiciones», dijo. Sin duda, sorprenderá a sus huéspedes.

Más información en: Periódico La Rioja

Vota esta noticia