Las obras de acondicionamiento del camino o cuesta de El Cantu, en el concejo de Ribadedeva, han sacado a la luz el firme original del primer tramo costero del Camino de Santiago en Asturias, que la Consejería de Cultura del Principado está dispuesta a recuperar una vez concluyan las tareas de mejora emprendidas en los extremos del trazado y financiadas, en este caso, por la Consejería de Administraciones Públicas.

Mientras siguen avanzando los trabajos de colocación del nuevo pavimento en los tramos más próximos a los dos núcleos de población que comunica la senda peatonal, los de Bustio y Colombres, la parte central del recorrido permanecerá a la espera de una intervención que, sin duda, contribuirá a realzar el valor patrimonial de la puerta asturiana del Camino del Norte.

Más información en La Nueva España

Vota esta noticia