La semana pasada se aprobó el llamado proyecto de Restauración y Adecuación del Camino de Bayas a Lacorzana, que afecta a un tramo del Camino de Santiago de 1.090 metros entre la calle Ircio y el Poblado de Bayas. Las discrepancias que en su momento enfrentaron a las administraciones local y regional se han aparcado para dar salida a una reforma que ha de estar concluida este mismo año para posibilitar un reconocimiento oficial imprescindible.

Esta parte del Camino procedente de Bayona se encuentra hoy en muy mal estado; carece de drenaje y, además, está sin delimitar. En principio, las obras previstas no tienen gran entidad. Se trataría, fundamentalmente, de realizar un movimiento de tierras para proceder a explanar y apoyar, posteriormente, la base del nuevo trazado. «Se llevarán a cabo, además, dos obras de drenaje transversal para dar salida al agua procedente de las cunetas», se explica en el informe técnico. El mismo hace referencia, además, a «añadir la mencionada capa de firme, siendo la parte superior de zahorra». La anchura de este tramo, que conectará con el alavés, será de aproximadamente cuatro metros.

Vota esta noticia