Las obras de ampliación y modernización del Museo Diocesano de Jaca avanzan a buen ritmo y van a cumplir el plazo comprometido de concluir el 1 de enero de 2010, comienzo del Año Santo Compostelano.

Los trabajos, valorados en 1,5 millones de euros, están dando mayor lucimiento a las antiguas dependencias del Museo, el antiguo y claustro románico. Con esta intervención se independizarán el Museo, la Catedral y las zonas a utilizar por el Cabildo.

Algunas de las dependencias que van a sumarse al Museo son la biblioteca y el secretum, estancia esta última en la que se guardaban objetos de valor destinados al culto, a la que se accede por una puerta de forja románica similar a la que protege la ventana, y que está decorada con llamativos frescos, en los que predominan los tonos negros y grises que serán objeto de restauración con vistas a su posterior exhibición.

Vota esta noticia