Castilla y León reforzará la seguridad de los peregrinos que durante el año próximo, con motivo de la celebración de un nuevo Año Santo transiten por los 1.896 kilómetros que en esa comunidad autónoma suman los diferentes itinerarios rumbo a la tumba del apóstol Santiago en Compostela.

Además de aumentar la seguridad de los peregrinos, el gobierno de Castilla y León pretende extender el convenio al patrimonio histórico y artístico situado a la vera del Camino.

La mejora de la señalización, de los albergues, de las áreas de descanso, la rehabilitación de elementos patrimoniales y el refuerzo del personal de atención sanitarias son algunas de las iniciativas incluidas dentro de esa estrategia regional, además del establecimiento de deducciones fiscales para obras de intervención en los bienes vinculados a los albergues. La apertura de un centro de interpretación en Fuenterroble de Salvatierra (Salamanca) y la instalación de una pasarela en Puente Villarente (León) ha puesto la consejera como ejemplos de la atención que a la ruta jacobea se quiere prestar este año, así como su promoción internacional.

Vota esta noticia