No ha podido ser. La propuesta asturiana para que se plantease la declaración del Camino de Santiago por la Costa Cantábrica como Patrimonio Mundial de la Humanidad fue desechada en la reunión del Consejo del Patrimonio Histórico celebrada ayer en la localidad riojana de Haro.

El yacimiento de arte rupestre de Siega Verde (Salamanca) -en la categoría de patrimonio cultural- y las icnitas de dinosaurio de la península Ibérica -en patrimonio natural y junto a Portugal- serán los candidatos españoles a Patrimonio Mundial de la Unesco para 2009.

Vota esta noticia