La Federación Nacional de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago ha vuelto a dar la voz de alarma respecto a la importante plaga de chinches en el Camino Francés, que ya va para su caurto año.

El problema es que se trata de un insecto diminuto que viaja en las mochilas y la ropa de peregrinos y turistas y la plaga se mueve como la marea, lo que hace muy difícil su erradicación si no se hace una desinsectación fuerte y organizada, asegura Barreda.

La Federación de asociaciones va a proponer a todas las comunidades que se pongan de acuerdo para desinsectar simultáneamente todos los albergues del Camino de Santiago. Aunque les consta que los propietarios de los albergues están haciendo desinfecciones a nivel individual, insisten en que sólo una acción conjunta y simultánea podría hacer desaparecer esta plaga.

Vota esta noticia