El nuevo albergue de peregrinos de Burgos, ubicado en el edificio rehabilitado de la “Casa del Cubo” ya acoge a los cientos de peregrinos que atraviesan estos días la ciudad de Burgos. Atrás queda el histórico albergue de El Parral, ya cerrado después de quince años de funcionamiento.

El nuevo albergue ha supuesto una inversión de 3.6 millones de euros y cuenta con un centenar de plazas, una vivienda para el hospitalero y un lugar de reunión y encuentro. El presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago, Gregorio Martínez, ha asegurado que se trata de uno de los “mejores albergues” de toda la Ruta Jacobea y ha destacado su versatilidad, ya que permite ampliaciones, hasta un máximo de 130 plazas, o reducirlas, en función de las necesidades, de acogida para peregrinos.

Durante las épocas de menor uso, como el invierno, varias de las dependencias del edificio, se readaptarán y se destinarán a actividades culturales para la ciudad. El nuevo albergue de la ciudad de Burgos da acogida entre las 12 del mediodía y las 8 de la mañana, aunque cierra sus puertas todos los días a las 22:30 horas.

Vota esta noticia