La asociación de Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata ha colocado un monolito de granito de unos 4.000 kilos de peso en lo alto del Pico de la Dueña, en Frades de la Sierra (Salamanca), para que los peregrinos puedan ir esculpiendo la imagen de Santiago Apóstol.

El bloque se ubica en el punto más alto de la Vía de la Plata, entre Mérida y Astorga, por el que pasan anualmente miles de peregrinos en su destino a Santiago de Compostela. La piedra se encuentra serrada por una de sus caras y en ella se ha grabado el semblante de Santiago, con el objetivo de que cada peregrino que pase por allí vaya picoteando el diseño, hasta que aparezca la figura. Según explica el sacerdote Blas, de Fuenterroble de Salvatierra, uno de los mayores impulsores de la Vía de la Plata en la provincia salmantina, ha señalado además que el Pico de la Dueña es la mitad del trayecto, por lo que “el peregrino llega desfallecido, ve espejismos y ve el semblante del apóstol, y le recuerda que para descubrir su rostro de verdad tiene que seguir adelante”.

Vota esta noticia