La Consejería de Cultura y Turismo ha decidido aumentar considerablemente el número de monumentos abiertos al público en las localidades por las que discurre el Camino de Santiago, especialmente en el itinerario francés y en el madrileño.

El programa, que se inició hace unos años, ha discurrido en los últimos con más de un centenar de iglesias, ermitas y monasterios abiertos al público en horarios de mañana y tarde. A las puertas de un nuevo jacobeo, que se celebrará en el 2010. Este año, sólo en el itinerario francés, ha sido incrementado en torno al 30% el número de monumentos abiertos. El horario general es de 10.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 19.00. Existen algunas excepciones, aunque en el menor número de casos, en las que el horario de apertura se retrasa media hora y el de cierre se atrasa una hora.

Este proyecto tiene una base que lo sustenta: una auténtica legión de voluntarios, que a diario se encargan de abrir, cuidar y cerrar los monumentos. Son a la vez guardianes y guías. Son vecinos de los pueblos. En torno a 400.000 personas visitaron el año pasado el centenar de monumentos abiertos en la ruta jacobea del itinerario francés.

Vota esta noticia