Pese a la intensa proliferación de albergues de peregrinos particulares que han surgido en los últimos años en muchos pueblos del Camino, especialmente en Galicia, la Xunta de Galicia sólo ha encontrado un albergue ilegal a lo largo del 2007. Los Amigos del Camino en Galicia, sin embargo, califican en el Correo Gallego como “bandidos” a algunos de los responsables de los albergues privados.

Para la asociación jacobea, la situación es bien distinta. Según explica su presidente en El Correo Gallego, “cobran precios abusivos, ofrecen servicios no aptos, falta higiene, las condiciones de seguridad no son adecuadas… El viajero acaba sometido a todo tipo de expolios”. La Xunta de Galicia tiene previsto aprobar una normativa específica para los albergues privados, epígrafe que se incluirá en la nueva legislación de Turismo, actualmente en proceso de tramitación.

Vota esta noticia