Quizá suene extraño el titular, pero a veces hay que recordar lo obvio: el Camino de Santiago no es un cómodo camino de rosas. También se dan problemas que pueden llevar incluso a la muerte. No ha ocurrido así ahora afortunadamente pero pudo haber sido de no ser por la intervención de los bomberos de Burguete en Navarra.

Esta semana, los bomberos han localizado y rescatado a dos peregrinos ingleses de 19 años que recorrían en bicicleta el tramo del Camino de Santiago en unas condiciones climáticas muy adversas y con una fuerte hipotermia. El rescate ocurrió en el tramo comprendido entre San Juan de Pie de Puerto (Francia) y Roncesvalles, después de una llamada de alerta.

Los bomberos localizaron a los dos jóvenes, extraviados, que se habían metido en unos sacos empapados por la nieve que caía en el lugar, a unos 1.450 metros de altitud. La temperatura rondaba el grado centígrado y reinaba un fuerte viento, según las mismas fuentes, que señalan que, en el momento de ser localizados, uno de los jóvenes sufría una hipotermia severa -no reaccionaba a los estímulos y no podía hablar- y su compañero, grave.

Precaución en el Camino, en especial en el cruce de los Pirineos si las condiciones climatológicas, en este caso la nieve pero habitualmente la niebla, son adversas.

Vota esta noticia