Tras haber conseguido paralizar la construcción del polígono de O Pino, que machacaba el Camino Jacobeo, ahora es el área de San Marcos en Santiago de Compostela el que acaba de sufrir un acuerdo entre las consejerías de Industria y Patrimonio para saltarse a la torera la protección del Camino de Santiago, en este caso además de tres de las rutas jacobeas.

Tras haber explotado el Camino de Santiago al máximo, la gallina de los huevos de oro se traslada ahora a los polígonos industriales, por lo que la protección que había ganado el Camino de Santiago en Galicia se ha quedado en nada cuando las autoridades han visto el filón en otras áreas. Según publica El Correo Gallego, Santiago de Compostela va a ser ahora el escenario de un nuevo polígono, esta vez a las empresas del sector audiovisual.

Las rutas jacobeas fectadas son el Camino Norte, el Francés y, según apuntaban algunas fuentes, también la Ruta Primitiva atraviesa la zona. Cada uno de ellos obliga a establecer una zona de protección, lo que en la práctica supone la protección de todo el área contra atentados urbanísticos como el que se está a punto de perpetrar.

Vota esta noticia