Con el propósito de abrir en julio, el Ayuntamiento de Oviedo ha retomado, tras seis años en suspenso, el proyecto de rehabilitación de las antiguas escuelas de San Juan de Priorio, muy próximas a Las Caldas, con el propósito de convertirlas en un albergue vinculado al Camino de Santiago.

Las obras, adjudicadas a la empresa Construcciones Jaime Fernández, comenzaron la semana pasada y, con un plazo de ejecución de cuatro meses, deberían estar terminadas en julio, haciendo posible que los primeros grupos de peregrinos se alojen en él ya durante este verano.

La gestión del albergue aún está por decidir. No servirá sólo de alojamiento para peregrinos, como el que está a cargo de la Asociación Asturleonesa de Amigos del Camino de Santiago desde hace años en Oviedo; por eso, se deberá valorar la conveniencia de delegar la gestión en esta asociación.

Vota esta noticia