La cadena de hoteles Hosteltur creará siete hoteles de lujo distribuidos por el tramo gallego del Camino Francés, red que espera tener operativa para el Año Santo Compostelano de 2010.

Cada establecimiento contará con 44 habitaciones y se ubicarán en Padornelo (O Cebreiro), Triacastela, Barbadelo (Sarria), Toxibó (Portomarín), Carballal (Palas de Rei), Castañeda (Arzúa) y Santa Irene (O Pino). Entre sus servicios ofertados destaca la cocina gallega, un mini spa, atención a bicis y caballerizas, zona de desbarrado y secado y un pequeño mercadillo. Asimismo, contará con un horario flexible y una amplia oferta de habitaciones para caminantes individuales, parejas, familias o especiales.

A través de estas prestaciones, los empresarios indican que pretenden captar a un nuevo “turista del camino” y no al usuario actual de la ruta gallega (menos mal). Se dirigen a un cliente que proceda del centro de Europa y que llegue al destino mediante viajes organizados, ya que la empresa sitúa el mayor volumen de su negocio en operaciones con turoperadores.

Vota esta noticia