Tres ofertas de empresas de servicios integrales se han presentado para atender los albergues de la Xunta de Galicia con la normativa que, con toda probabilidad, saldrá a principios del 2008. La adjudicataria se encargará de la limpieza y, por primera vez, del sistema de cobro en 29 refugios de la Xunta de Galicia.

A partir de 2008, los peregrinos tendrán que desembolsar tres euros por pernoctar en la red de albergues públicos. La supresión de la gratuidad de los alojamientos responde a una vieja demanda de los alcaldes de las poblaciones vinculadas al Camino de Santiago. Con esta medida, la Xunta pretende erradicar el overbooking y los desorbitados niveles de ocupación que, en temporada alta, pueden superar el 140%. La sobrecarga entorpece la convivencia, empeora las condiciones higiénicas y, en opinión del Xacobeo, mancha la imagen de la Ruta.

Vota esta noticia