La ruta jacobea proporcionó el año pasado casi siete millones de euros a la ciudad, según el gerente del Xacobeo, Ignacio Eguíbar, en declaraciones a El Correo Gallego. El incremento de peregrinos y, en mayor medida, de turistas ha sido constante y se espera que para el 2010 lleguen diez millones de turistas a esta ciudad de cien mil habitantes.

El alcalde compostelano Bugallo cree que Compostela puede “morir de éxito” por este riesgo de masificación. Así, el primer edil señala que el reto en el Año Santo 2010 es “evitar que se desvirtúe nuestro producto tradicional, y se banalice el fenómeno de la peregrinación”. Por otro lado, el alcalde señaló que “tenemos un talón de Aquiles” dada la complejidad de que una ciudad de 100.000 habitantes sea capaz de gestionar lo que implica recibir a cinco, siete o diez millones de visitantes”.

Vota esta noticia