No pudo ser. El Camino del Norte y la Vía de la Plata han perdido la batalla para convertirse en la candidatura del Consejo de Patrimonio Histórico e España para ser presentada al Comité de Patrimonio mundial para su declaración como Patrimonio de la Humanidad, lo que le hubiera convertido en el segundo camino tras el Camino de Santiago Francés.
España es uno de los países con mayor número de lugares declarados Patrimonio de la Humanidad. Nada menos que 40 de los 851 existentes se encuentran en el país. Esta nominación, además de contar un valor añadido de por sí, ofrece una protección especial y apoyo económico. Los días 10 y 11 de octubre se ha reunido en Cartagena (Murcia) el Consejo de Patrimonio Histórico de España para escoger dos candidaturas.
La selección se ha realizado entre 25 candidaturas. La torre de Hércules, en La Coruña, ha sido finalmente una de las seleccionadas, aunque ya sonaba como favorita. Es el único faro romano del mundo que sigue en activo y uno de los tres edificios de estas características que se conserva en la actualidad. Entre otras se contaban las Cañadas de la Mesta, Almadén, el arte rupestre de la Siega Verde, la Vía Augusta, la sierra de Ancares y Somiedo, el centro histórico de las Palmas de Gran Canaria, el castillo de Loarre o el Arco Rencentista y Barroco de la ciudad de Granada.
Tras este corte, la UNESCO elegirá en abril de 2008 las 45 candidaturas de todo el mundo que competirán en la selección definitiva del Comité de Patrimonio Mundial. Un año después, en abril de 2009, se decidirá las que serán finalmente elegidas.

Vota esta noticia