El aniversario del primer Congreso Jacobeo, realizado en Jaca hace 20 años, ha servido de encuentro para muchas personas relacionadas con el Camino de Santiago y de puesta en común de numerosos temas y ponencias, aunque nada nuevo en relación a los últimos congresos jacobeos. Una exposición retrospectiva de Elías Valiña destacó esta figura esencial para comprender el Camino de Santiago como es hoy.

El alto número de intervenciones en el foro facilitó la exposición de numerosas ideas sin cortapisa alguna, con excepción del tiempo siempre limitado en este tipo de eventos. Por hablar, se reclamó saber “para qué están las asociaciones” (Luis Gutiérrez, de un asociación leonesa) o incluso “para qué sirve la Federación” (Fernando Pazos, de la asociación jacobea gallega). Se habló de la señalización, de las credenciales, de qué caminos son Caminos de Santiago (y mucho), de los refugios o de la falta de apoyo de la Federación a la manifestación del 29 de julio, por ejemplo.

Hubo cierta expectación por una idea de una fundación de hospitales de peregrinos de Fernando Imaz (asociación guipuzcoana), quien se negó públicamente a atenerse a los tiempos establecidos para todos por lo que se le tuvo que habilitar un tiempo específico después de la comida del sábado. Al final se trataba de una idea ya vista en congresos anteriores de compaginar albergues públicos, de la iglesia, privados y otros, los que llevase el espíritu hospitalero de la Federación, con la novedad de denominarse “hospitales de peregrinos” y regirse por una fundación.


El Foro destacó por su buena organización y alta participación. En cuanto se publiquen las conclusiones las haremos saber.

Vota esta noticia