La conservación del trazado del Camino en algunos tramos está olvidada. Según nos informa ampliamente el peregrino José Vázquez, la naturaleza y la climatología se están haciendo notar, además de la dejadez de las instituciones. Por ejemplo, hace ya bastantes meses se produjo un corrimiento de ladera antes de llegar a Arre. Se señalizó un camino alternativo y, a día de hoy, todo sigue igual. Para José Vázquez, “el Camino de Santiago no necesita de autopistas de losas como en Viscarret, que está muy bien, sino solamente dos cuartas y media libres para nuestros pies, libres de ortigas, matas y ramas con señalización visible”.

En la foto, el corte del Camino, aún por arreglar por parte de las instituciones correspondientes del Gobierno de Navarra, que sigue sin hacer nada por este tramo por el que pasan decenas de miles de peregrinos y que ha sido reiteradamente sacado a la luz pública por los Amigos del Camino de Santiago en Navarra.

Vota esta noticia